El columpio de mi niñez

Voy a ponerme un poco nostálgico porque hoy, trasteando por Amazon en los columpios de jardín, con la intención de comprar un balancín barato para mi jardín, me ha venido a la mente mi primer columpio.

¿Quién no ha tenido de pequeño la suerte de balancearse en uno de aquellos columpios hechos con neumáticos?

Recuerdo que había uno en casa de mis abuelos, un columpio casero colgado de la rama de un árbol.

Y recuerdo las competiciones con mis hermanos por ver quién llegaba más alto.

 

 

Un balancín de jardín para grandes y pequeños

 

Mi primera idea, la verdad, era poner un balancín de jardín en lugar de comprar un columpio. Para sentarnos en él la familia entera y mecernos mientras charlamos después de cenar, para una siesta bajo la sombra de los árboles… vamos, pensaba más en un columpio de jardín para adultos que en un balancín para niños.

Pero ese viaje mental a mi infancia me ha hecho recordar grandes momentos y miles de horas de diversión que también quiero para mis hijos.

 

 

El mejor columpio para niños

 

Un columpio infantil es al alma de un jardín desde el punto de vista de los niños. Aunque si no dispones de un jardín ni espacio al aire libre en tu hogar, puedes encontrar algunos columpios de interior que también son muy interesantes e igual de divertidos.

La oferta de columpios para niños es muy grande y podrás elegir entre balancines de jardín, columpios dobles, columpios para terraza, un columpio antiguo de estética vintage… lo que necesites.

 

 

¿Te atreves a hacer un Columpio de madera?

 

Es otra opción, pero no todo el mundo es tan manitas como los abuelos de antes, que en un periquete te fabricaban un columpio de madera o con un neumático, como mi abuelo.

Por suerte para los que no nos atrevemos a armar por nuestra cuenta la estructura del columpio de nuestros hijos y confiar en su seguridad, hoy podemos encontrar una gran variedad de columpios en el mercado que no pondrán a prueba nuestras dotes en “ingeniería de la diversión” y garantizarán a nuestros hijos horas de juego sin riesgo a que el columpio se desmonte.

 

Ejercicio y risas con un columpio de bebé

 

¿A qué edad pueden empezar a divertirse los niños en un columpio?

Puede parecer pronto, pero entre los 7 y los 8 meses, los bebés, que ya son capaces de sostener su cuerpo erguido cuando se sientan, disfrutan mucho saltando en los columpios para bebé.

Consisten en un asiento, generalmente de tela, colgado de fuertes gomas o resortes, y que se fija el marco de una puerta. Están pensados para que el bebé salte y así, además de divertirse, ejercite la postura y las piernas.

Como ves hay columpios para todas las edades y gustos.

Yo al final compraré dos, el balancín de jardín para toda la familia y un columpio infantil para los niños.

Este verano mi casa va a tener mucho movimiento. ¿Y la tuya?

 

Última actualización el 2019-10-13 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados